¿Cuál es el secreto de Uruguay? ¿Cómo este país latinoamericano ha conseguido salir airoso de la batalla contra la covid-19, que está causando estragos en toda Latinoamérica y, en especial, en su vecino Brasil?

Con menos de mil casos registrados y 27 muertos, Uruguay se alza como un oasis en medio del desierto de la pandemia. De hecho, es el único país latinoamericano incluido por la Unión Europea en su exclusiva lista de los quince que considera seguros y a los que ha abierto sus fronteras.

Un éxito que llama la atención visto que nunca se impuso un confinamiento oficial a la población. El presidente Luis Lacalle Pou, que asumió el cargo a principios de marzo, cuando el virus ya arrasaba en Europa, impulsó una política basada en dos ejes: libertad y responsabilidad.

FOTO: Juan Pablo Iozzia

“Todos decían que para un gobierno era lógico y, voy a agregar un concepto que puede ser discutible, fácil, decretar la cuarentena obligatoria, y desde el principio tuve claro que no lo iba a hacer”, señala el presidente uruguayo.

El mensaje de las autoridades se basó principalmente en instar a la población a permanecer en casa y respetar la distancia social. Consejos ampliamente seguidos. Henry Cohen, especialista del comité asesor del Gobierno, añade otros factores para el éxito uruguayo.

“Primero medidas rápidas y claras del gobierno, con mensajes que la población entendió: ‘quédate en casa’. Segundo, excelente respuesta de la población -afirma Cohen-. _Ya en febrero, antes que llegaron los primeros casos, se dieron cuenta que Uruguay tenía que prepararse, y como se prepararon, bueno empezaron a ver como pudieron hacer test de buena calidad y en la escala suficiente, y consiguieron test de excelente calidad y rápidamente pudieron colmar la necesidad del país”. _

También ha contribuido a limitar la expansión de la pandemia la baja densidad de población y el hecho de que no hay grandes centros urbanos fuera la capital, Montevideo. En cualquier caso, Uruguay inició ya en abril un regreso gradual a la normalidad, con la reapertura de negocios, restaurantes, gimnasios… Los centros comerciales empezaron a funcionar a mediados de junio. Esta semana, el país se ha convertido en el primero de la región en retomar las clases en colegios y universidades. En cuanto al fútbol, gran pasión nacional, se reanudará en agosto, aunque con estadios vacíos.

A lo que no escapa Uruguay es al impacto económico de la pandemia, con una caída del PIB estimada este año en torno al 3 %.

Las autoridades no cantan victoria frente al coronavirus, pero la situación es notablemente buena en este país de menos de tres millones y medio de habitantes. La aerolínea española Iberia reanudará el domingo los vuelos directos entre Madrid y Montevideo.

Write A Comment