En pleno centro está el histórico surtidor de gasolina del pueblo capitalino, Lo conocías?

por Juan Pablo Iozzia | @juanpabloiozzia

¿Sabías que hay un surtidor restaurado de la primera gasolinera que tuvo la capital? No tenías ni idea, no? Quizás pasaste varias veces por al lado y no lo viste. Ok, por si queres ir a sacarte una selfie ya te adelantamos que está ubicado en la calle San Martín al 45 de la ciudad de Neuquén. Claro, a pasitos de la avenida Argentina.  

En el edificio en el que hoy funciona una librería, por ese entonces vendía combustible y lubricantes la gasolinera Chacabuco. En la planta alta vivía la familia del emprendedor, don Antonio Gula. Fue una de las primeras construcciones de dos plantas de la Ciudad. El segundo piso fue destinado a vivienda familiar, en tanto la planta baja se destinó al rubro comercial siendo en principio una gasolinera y estación de servicio. El surtidor es uno de los tantos hitos que forman parte del patrimonio histórico de Neuquén. Fue construido por SIAM DI TELLA e instalado en el año 1936.

ph: Juan Pablo Iozzia
Ph: Juan Pablo Iozzia

Tuvimos el placer de conversar con la prestigiosa historiadora Graciela Iuorno, quién nos relató que “donde hoy está la calle San Martín en aquel momento por allí pasaba la ruta 22. Es por eso que en aquellos tiempos estaba ahí el surtidor.  En las entrevistas que hemos realizado, uno de los testimonios nos daba indicaba que su ubicación era el sitio exacto donde está colocado ahora. Una segunda versión decía que estaba un poco más hacia el oeste del pueblo, cerca de la confitería Haltrich”, comentó Graciela.

En el edificio donde ahora funciona una librería, en 1900 había un comercio que expendía combustible y lubricantes, perteneciente a la gasolinera Chacabuco. Con el paso de los años y el avance de la modernidad, el antiguo surtidor fue poco a poco tapado por carteles luminosos, columnas de alumbrado y cartelería panfletería y pasó al olvido.

ph: Juan Pablo Iozzia

Por este lugar, pasaba antiguamente la ruta que unía Neuquén y Bariloche. Se expendía nafta “La Celina” que luego se lamo “Isaura” y por último “Texaco”.En el edificio se vendían repuestos de automóviles y cubiertas de las principales marcas. También se brindaban servicios de engrase y mecánica en general. La gasolinera funcionó allí hasta la década de 1950 y poseía un surtidor de combustible como el que se encuentra actualmente en la vereda.

En aquella época, en toda la ciudad de Neuquén circulaban solo unos 10 a 15 automóviles que pertenecían a las familias más adineradas. Este surtidor tenia gran importancia para el reabastecimiento de vehículos que transitaban hacia la Patagonia Sur.

Fuente: http://www.ciudaddeneuquen.gob.ar

Write A Comment