Bariloche.- Con el objetivo de estudiar uno de los componentes importantes del ciclo del agua en la región Andina, técnicos del Departamento Provincial de Aguas miden y estudian los glaciares rionegrinos.
En el marco de las actividades que desarrolla el Departamento Provincial de Aguas (DPA) respecto a la identificación y monitoreo de glaciares en Río Negro, durante el mes de marzo se realizaron las campañas de medición.
En esta línea se llevaron a cabo trabajos de relevamiento, tanto del frente del glaciar como de su superficie, además de generar registros fotográficos sistemáticos que permiten graficar la evolución de los cuerpos criogénicos en el tiempo.
Las mismas se llevan adelante desde el año 2011, en los glaciares del Cerro Perito Moreno y Hielo Azul, ambos en cercanías a El Bolsón.
Los glaciares son cuerpos de nieve y de hielo que se mueven pendiente abajo por acción de la gravedad y que han sido formados por la recristalización de la nieve.
La relevancia de su estudio y comprensión radica en su función de regulación en los sistemas hidrológicos, como aportes fundamentales en la conformación de los caudales de base de los cursos de agua, además de manifestar en su evolución los efectos del cambio o variabilidad climática global, con sus retrocesos y avances.
Además, constituyen elementos emblemáticos del paisaje andino que deben ser estudiados, monitoreados y protegidos para poder conocerlos y preservarlos en su estado natural.
Los tamaños de los glaciares monitoreados se encuentran en el orden de las 9 hectáreas para el Glaciar Perito Moreno Sur y de 51 hectáreas para el Glaciar Hielo Azul.
Las mediciones de los últimos diez años arrojan valores importantes en cuanto a la pérdida de masa de los cuerpos glaciares. Para el Glaciar del Cerro Perito Moreno Sur se registran retrocesos promedio de 5 metros por año, y para el Glaciar Hielo Azul, del orden de 8 metros por año, y una pérdida promedio de su espesor de 2,5 metros por año.

FUENTE; https://noticiasnqn.com.ar/

Write A Comment