En este momento estás viendo Descubren una nueva civilización precolombina que se asentó en Las Antillas hace 2,000 de años

Descubren una nueva civilización precolombina que se asentó en Las Antillas hace 2,000 de años

Hachas, morteros y restos de moluscos encontrados en República Dominicana revelan una nueva civilización agraria que se desarrolló en el Caribe.

Toda la evidencia científica anterior se había encontrado de manera casual, sin ninguna observación metódica. Por lo cual, lo único que se sabía de la gente que había vivido ahí venía de fragmentos aparentemente inconexos. Algunas piezas de cerámica, ocasionalmente herramientas o utensilios de cocina. Por años, se asumió sencillamente que se trataba de un antiguo grupo agrícola, que había poblado la región caribeña de República Dominicana.

Un obstáculo histórico más añadió al halo de misterio que rodea a esta cultura desconocida: el asentamiento de pobladores posteriores en la región dominicana de La Española, «contribuyó a borrar las huellas de la población más antigua, especialmente en las islas mayores», explica la Universidad de la Sapienza, en Roma. Con todo, habría sido prácticamente imposible saber de su existencia. Hasta ahora.

Enmarcados por el azul turquesa del Caribe

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de la Sapienza, en Roma, investigó la zona de La Española, que hoy acoge a dos países independientes. Específicamente, la República Dominicana y Haití. Comparte mar con las otras Islas Antillas —Cuba, Jamaica y Puerto Rico—, por lo que fue el primer territorio que los colonizadores europeos investigaron en el siglo XV.

De hecho, según los registros de la Secretaría de Cultura en México, Las Antillas son las primeras islas a las que Cristóbal Colón llegó en 1492. Por la diversidad genética que se ha trazado en la zona, los científicos romanos originalmente habían ligado a estos grupos humanos arcaicos con los Taínos. Esta cultura se dispersó en América del Sur por el Caribe, por lo que era probable que los restos encontrados en República Dominicana les pertenecieran en algún punto.

civilización República Dominicana
Francesco Genchi/Sapienza University of Rome

Sin embargo, nuevas pruebas revelan que éste no era el caso:

«[…] EL POSTERIOR ASENTAMIENTO DE GRUPOS AGRÍCOLAS QUE POBLARON LA ESPAÑOLA CONTRIBUYÓ A BORRAR LAS HUELLAS DE LA POBLACIÓN MÁS ANTIGUA, ESPECIALMENTE EN LAS ISLAS MAYORES», ESCRIBEN LOS AUTORES EN UN COMUNICADO.

A partir del nuevo hallazgo de los arqueólogos de la Sapienza, «una nueva pieza se añadió al rompecabezas«. En la península de Samaná, al norte de República Dominicana, se encontró una civilización precolombina que empata con los restos cerámicos encontrados previamente. Enmarcados con el azul turquesa del Caribe, podría ser que el grupo humano en esta región formara una cultura completamente independiente a las demás que se desarrollaron en Centroamérica.

Un antiguo taller de armamento

civilización República Dominicana
Francesco Genchi/Sapienza University of Rome

Los investigadores romanos identificaron restos de moluscos, peces y fruta en el nuevo sitio arqueológico de ‘El Pozito’, donde posiblemente habitó esta civilización en República Dominicana. A partir de los elementos encontrados, piensan que ahí pudo haberse construido un antiguo taller donde se confeccionaban armas y herramientas de trabajo pesado.

Lo que más les llamó la atención es que muchos de ellos se fabricaban con las conchas de caracoles caribeños:

«EL ÁREA IDENTIFICADA SE REFIERE A UN ASENTAMIENTO CARACTERIZADO PRINCIPALMENTE POR UNA GRAN PARTE DE UN TALLER PARA EL PROCESAMIENTO DE MATERIAS PRIMAS COMO MOLUSCOS MARINOS GRANDES […], EXPLOTADOS TANTO COMO ALIMENTO COMO PARA HERRAMIENTAS».

Entre los restos, los arqueólogos encontraron hachas en forma de mariposa. Por el filo de los instrumentos, piensan que fueron utilizados hace miles de años para hacer canoas y juncos, explica la BBC. También hallaron un pozo ritual, al interior del cual había morteros para moler comida. Las herramientas fueron datadas de hace, al menos, 2 mil años.

En el mismo espacio, encontraron restos de carbón y cenizas. Esto podría indicar que ahí también se confinaban alimentos, posiblemente para los trabajadores del taller antiguo. Esta evidencia contribuye a entender mejor las formas de vida de aquella civilización perdida en la actual República Dominicana.

FUENTE: https://www.ngenespanol.com/

Deja una respuesta