El fin de semana largo de Semana Santa fue un desafío para las ciudades turísticas argentinas, balanceando el objetivo de recibir al turismo en grandes cantidades y al mismo tiempo extremar los cuidados de prevención. Y Bariloche logró ser uno de los destinos más elegidos del país, ocupando el cuarto lugar después de Mar del Plata, Carlos Paz y Villa Gesell.

“Con esto queda demostrado que el turista busca destinos que ofrezcan actividades en pleno contacto con la naturaleza y confío en Bariloche como un destino cuidado, y eso es el resultado del gran trabajo que se está haciendo desde el sector turístico de la ciudad y del gran cuidado que están mostrando los barilochenses ante cada medida de prevención”, destacó Gastón Burlon, secretario de Turismo de la Municipalidad de Bariloche.

De acuerdo a las cifras oficiales del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, se tramitaron 26.000 permisos para viajar por motivos turísticos a San Carlos de Bariloche. Y esto se tradujo en alrededor del 83% de plazas de alojamiento ocupadas en la ciudad.

“La ciudad encaró el desafío de recibir a los turistas de Semana Santa, con una edición especial de la Fiesta Nacional del Chocolate pensada en extremar todos los cuidados y prevenciones, pero al mismo tiempo esto también el resultado del trabajo de toda la temporada, y de nuestros esfuerzos de planificación y promoción, para mostrar que Bariloche es un destino confiable y cuidado”, sostuvo Burlon.

Hay que recordar que durante la temporada de verano Bariloche fue el destino con más vuelos, llegando a los 12 por día. “Esto no es casualidad -indicó Burlon-, la demanda no se genera sola, hay que generarla y eso se logra promocionando; esto es producto de las distintas campañas de promoción que llevamos adelante desde el Emprotur, segmentado la oferta de acuerdo al público objetivo”.

Y agregó que “esto que está pasando es vital para nuestra ciudad, porque significa fuentes de trabajo”.

FUENTE; https://noticiasnqn.com.ar/

Write A Comment