Tag

Aerolíneas Argentinas

Browsing

En medio de las restricciones para los vuelos comerciales, la empresa Aerolíneas Argentinas anunció el lanzamiento de una nueva tarifa flexible. De esta forma, los pasajeros que compren un ticket antes del 31 de agosto para vuelos a partir del 1 septiembre podrán realizar un cambio de fecha sin penalidades ni diferencias tarifarias.

La tarifa es para vuelos locales o internacionales comprados antes del 1º de septiembre y los cambios de fecha se podrán modificar hasta el 15 de diciembre de 2021, para el último tramo o tramo de regreso. La nueva tarifa ya está disponible para la compra a través de la plataforma web de la compañía. “Tiene como objetivo ofrecer al viajero una alternativa para reprogramar su viaje de negocios o turismo”, explicaron desde la compañía en un comunicado.

“Desde que comenzaron las restricciones para las operaciones de vuelos regulares la compañía ha venido modificando su política comercial para permitir a todos los pasajeros con tickets emitidos poder cambiar la fecha de sus viajes. La nueva tarifa hace extensiva esta posibilidad tanto al turista local como a los extranjeros que deseen visitar el país”, detallaron desde Aerolíneas Argentinas.

Desde la compañía también anticiparon que formarán parte del próximo evento de descuentos online “Hot Sale”, que comenzará el próximo lunes 27 de julio, donde además de la nueva tarifa flexible ofrecerán promociones y planes de pago en cuotas para sus vuelos domésticos e internacionales.

Según una disposición de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), por ahora, las líneas aéreas que operan servicios de transporte aéreo de pasajeros solo podrán reprogramar sus operaciones regulares recién a partir del 1° de septiembre de 2020.

Para volver a operar vuelos domésticos comerciales no hay una fecha definida, pero una de las opciones que analizaba la empresa junto al Ministerio de Salud y el Ministerio de Transporte era comenzar, en una primera etapa, a partir de agosto, pero desde Córdoba y sin pasar por Buenos Aires.

Más allá de las restricciones, durante agosto Aerolíneas Argentinas realizará cuatro vuelos hacia Miami y otros cuatro hacia Madrid, como parte de la operación especial que la compañía lleva adelante. Son los primeros vuelos que se programan bajo un esquema mensual de planificación comercial de las operaciones desde el comienzo de las restricciones por la pandemia.

En este caso, para adquirir esos tickets para volar antes de septiembre se deben cumplir algunos requisitos para poder viajar. “En el caso de España, podrán embarcar pasajeros españoles, residentes permanentes en España y nacionales de países del espacio Schengen. Los pasajeros de otras nacionalidades deberán contar con una conexión aérea hacia su lugar de residencia dentro de las 24 horas posteriores al arribo del vuelo a Madrid”, explicaron desde la compañía.

“En el caso de los Estados Unidos no hay restricciones para el ingreso de argentinos. Únicamente lo que se está pidiendo es que se pueda acreditar que se viaja por alguna razón, a través de una visa de trabajo o de una visa de estudiante u otro justificativo”, agregaron.

El primer vuelo de la ruta Buenos Aires-Madrid-Buenos Aires partirá desde el Aeropuerto de Ezeiza el 5 de agosto. En el caso de la ruta Buenos Aires-Miami-Buenos Aires, el primer vuelo partirá el 7 de agosto. Estos vuelos especiales tendrán una tarifa única de aproximadamente $60.000 por tramo para Madrid y de $50.000 por tramo para Miami.

Según informó la empresa, desde el 18 de marzo transportaron a 49.000 pasajeros en 230 vuelos especiales (112 internacionales y 118 domésticos) hacia 41 destinos en 16 países.A

Aerolíneas Argentinas y el Ministerio de Transporte de la Nación están analizando un plan en el que la compañía aérea de bandera nacional propone diferentes escenarios para empezar a volar internamente.

Teniendo en cuenta la pandemia y la apertura que se da en diferentes zonas del país, con diferentes niveles de confinamiento, la empresa le presentó al ministro de Transporte Mario Meoni un plan con tres alternativas.

La primera es la que parecería tener menos posibilidades y es la puesta en marcha de vuelos radiales saliendo desde el aeropuerto de Ezeiza. La segunda es saliendo vacíos también desde Ezeiza y conectando algunas rutas y la tercera, que pareciera ser la de mayores posibilidades, es la de mudar parte de la operación al interior del país y operar sin pasar por Buenos Aires.

“La de Buenos Aires es la más difícil de todas porque por cuestiones sanitarias es la que se encuentra con una cuarentena más estricta. En cambio, volar desde el interior tienen más posibilidades”, explicó una fuente de la compañía. “El informe lo recibimos y en este momento está en proceso de análisis”, añadieron desde el entorno de Meoni.

La idea de Aerolíneas es la de mudar parte de la operación a la provincia de Córdoba. “El plan es llevar cinco Embraer a Córdoba y operar desde ahí. Tenemos personal propio y si no, también se puede llevar una dotación”.

El plan establece ocho frecuencias diarias triangulares conectando destinos de norte-sur, con lo que cubriría 29 destinos en todo el país, con 15 destinos del norte conectados con 9 del sur vía Córdoba.

En esta última opción la operación quedará en Córdoba sin pernoctes ni postas en el resto de las escalas en el interior, y significaría el 7% de la operación habitual de la red doméstica.

Vuelos a Neuquèn y Bariloche

Si el Ministerio de Transporte aprueba esta operación en el corredor norte, operaría dos vuelos semanales a Rosario y Resistencia, otros dos a Posadas y Rosario, lo mismo a Catamarca y La Rioja y otras dos frecuencias semanales en la ruta que une Iguazú y Mendoza para terminar en Córdoba nuevamente.

En el corredor sur también se triangularán dos frecuencias semanales en donde una triangulación es saliendo del aeropuerto Ambrosio Taravella para ir al de Comodoro Rivadavia y Bahía Blanca, otra es Neuquén y Salta, una tercera ruta es Mendoza y Bariloche y una cuarta Esquel y Trelew, para volver a Córdoba.

“Dependemos de las autoridades nacionales de Transporte y de las provincias por la pandemia. Además para volar es con todos los protocolos, pero de esta manera podríamos estar llevando gente a esquiar, por ejemplo”, señalaron desde la aerolínea de bandera.

Las otras opciones en donde las operaciones comienzan y terminan en Buenos Aires, como por ejemplo la que establece corredores sanitarios, aunque implican una operación mayor de la compañía son las que menos posibilidades tienen porque el AMBA todavía está en fase uno. “En el interior la desescalada va más rápido, por lo que la demanda puede crecer más rápido en las provincias que en la Ciudad”, confían en Aerolíneas.

Además de estos planes, la compañía estableció un protocolo en donde se bloquea un asiento (2 + 2 asientos por fila en lugar de 3 + 3), con fecha de revisión el 31 de julio. Con este esquema los Embraer volarían con el 50% de su capacidad.
Además las aeronaves cuentan con filtros Hepa (todos los equipos cuentan con un sistema de renovación de aire cada tres minutos). No habrá servicios ni de comida ni de bebidas, así como tampoco la entrega de revistas a bordo. Será obligatorio el uso del tapabocas a bordo para los pasajeros y la tripulación, que además deberá usar guantes.

FUENTE: Infobae

Las cinco organizaciones sindicales aeronáuticas acordaron con Aerolíneas Argentinas suspensiones temporarias de 4000 empleados por dos meses. Los trabajadores recibirán durante ese lapso una suma no remunerativa equivalente a la totalidad de sus salarios y el pago de aguinaldo completo.

Los sindicatos de pilotos (APLA), técnicos (APTA), personal aeronáutico (APA), aviadores de líneas aéreas (UALA) y personal superior (UPSA) convinieron este martes con el Grupo Aerolíneas Argentinas-Austral (fusionado en mayo último) “suspensiones temporales de carácter no punitivo” en el contexto de la pandemia de coronavirus.

.”Hubo finalmente un acuerdo en las negociaciones con los directivos para aplicar el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. Las suspensiones podrán decidirse para este mes y julio próximo entre el personal que no realice tareas como consecuencia de la emergencia sanitaria por coronavirus”, detallaron las organizaciones a través de un comunicado conjunto.
Un documento firmado por los secretarios generales Pablo Biro (pilotos), Ricardo Cirielli (técnicos), Edgardo Llano (APA), Cristian Erhardt (UALA) y Rubén Fernández (UPSA) determinó además que esas suspensiones “no afectarán el ingreso de bolsillo de los trabajadores y, además, que se abonará el aguinaldo”.

“Una vez más y, a través de un diálogo maduro, los sindicatos demostraron ser parte de las soluciones que necesita la aerolínea de bandera para enfrentar la grave crisis global de la aviación, sin resignar los derechos de los trabajadores”, concluyeron los dirigentes sindicales en el documento de prensa.

Desde la empresa apuntaron que se decidió mantener el poder adquisitivo del personal suspendido, debido a que el salario ya venía depreciado por diferentes rubros, como viáticos, que no se están abonando y que según el convenio representa del 10 al 20% del salario. Fuentes de la compañía informaron a TN.com.ar que serán 4000 los empleados alcanzados por las suspensiones.
La medida adoptada por el Directorio del Grupo Aerolíneas, “busca proteger y preservar la totalidad de las fuentes de trabajo, nuestros equipos, ante la crisis más dura que atraviesa la industria aerocomercial y que nos obliga a tener casi la totalidad de nuestros aviones en tierra”, señala un comunicado interno difundido este martes a la tarde.
Por último, aclararon que la decisión “se enmarca en el art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo y en la drástica caída de nuestra actividad, con una reducción de nuestros ingresos del 97%, y en la situación de emergencia que atraviesan el país y el mundo entero a partir del Covid 19”.

FUENTE: /TN

De cara al avance de la pandemia en el país, las medidas a tomar en el corto y mediano plazo se evalúan constantemente. Desde el ministerio de Transporte ya comenzaron a trabajar en el regreso de los vuelos de cabotaje. Según adelantó Mario Meoni, titular de la cartera, estiman que puedan retomarse para julio.

“Estamos trabajando con Aerolineas Argentinas, que estableció un protocolo y esperamos poder validar esta semana con el ministerio de Salud. Es muy exigente y permitiría un cuidado extremo para cuando se levanten restricciones”, dijo Meoni al referirse a los viajes dentro del país.

“La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) está trabajando en el mismo sentido, y también las concesionarias de los aeropuertos para las cuestiones que tienen que ver con la señalización, por ejemplo”, detalló.

Con respecto a los tiempos, confirmó que analizan retomar la actividad antes de lo esperado. “Entendemos que va a ser posible en un corto plazo, siempre hablando de vuelos de cabotaje. Pensamos en tener una resolución hacia julio”, precisó. Además, Meoni indicó que los protocolos consideran al avión con el 70% de su capacidad de pasajeros, para garantizar el distanciamiento.
“Lo más importante son los puntos desde y hacia los que se viaja. Porque no hemos tenido casos de contagio en el transporte público ni durante vuelos. El problema es que no se cuidan en el lugar al que van los pasajeros, porque se contagian y trasladan al virus”, consideró el ministro.

+En ese sentido, explicó que los cuidados durante el viaje serían los mismos que se tienen ahora en el transporte público: uso de barbijos, distanciamiento y la ventilación. “Si se respeta todo, no debería haber contagios”, aseguró. “Lo que consideramos es una demora de una hora más antes de abordar, por los controles previos, consultas médicas pertinentes y hasta eventualmente podría hacerse un test rápido en el aeropuerto”, anticipó.

Con respecto a los vuelos internacionales, el titular de la cartera de Transporte aseguró que comenzarán a analizar protocolos, pero se mostró cauteloso. “Es bastante complejo por la posibilidad de volar desde acá, por las restricciones de cada país y también influirá de qué destino se trate. Brasil, por ejemplo, será complicado”, dijo en referencia al estado epidemiológico de cada nación.

FUENTE: /TN

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que conduce Juan Pablo Brey se reunió este mediodía con las autoridades de Aerolíneas Argentinas en las oficinas de la Terminal 4 en aeroparque, con el fin de evaluar la propuesta de la compañía de establecer suspensiones temporarias, en el marco del cese de actividades aerocomerciales por la pandemia. El gremio ratificó su postura de no aceptar rebajas salariales y adelantó que sostendrán una nueva reunión en los próximos días.

“La compañía expresó detalladamente las serias dificultades estructurales que afronta para efectuar los pagos de salarios del próximo mes a sus trabajadores, y acercó una propuesta de suspensiones temporarias enmarcadas en el Artículo 223 bis de la LCT, con reducciones segmentadas según los diferentes niveles de ingresos.”, informó Brey.

“Por nuestra parte reiteramos la firme postura de no aceptar rebajas en los salarios de bolsillo en esta instancia.” agregó el dirigente, quien participó de la reunión en las oficinas de la gerencia junto con Daniela Pantalone, Secretaria Adjunta del gremio y Andrés Junor, Secretario Gremial.

“Somos plenamente conscientes de que estamos en el peor de los escenarios, con gran parte de la dotación sin efectuar tareas producto de la pandemia que atravesamos, y dependiendo exclusivamente de los aportes de un fuertemente exigido Estado nacional”, puntualizó el gremialista, quien también es Secretario de Prensa de la Confederación Argentina de Transporte (CATT)
“Más allá de esto, consideramos que la Aerolínea de bandera debe en este momento hacer el esfuerzo de buscar una alternativa que sostenga los ingresos de nuestros compañeros y compañeras, mientras se trabaja en conjunto para generarle un futuro verdaderamente sustentable. Sostendremos una nueva reunión en los próximos días”, concluyó Brey.

FUENTE: https://noticiasnqn.com.ar/

Aerolíneas Argentinas suspenderá a 7 mil trabajadores de su planta de 12 mil empleados en total por dos meses, en medio de las restricciones para volar debido a las medidas de aislamiento obligatorio que rigen desde mediados de marzo.

La suspensión ordenada por la compañía de bandera nacional dirigida por Pablo Ceriani será por los meses de junio y julio, de acuerdo al artículo 223 bis de la ley de Contratos de Trabajo. La empresa no definió todavía el recorte salarial que efectuará a los empleados suspendidos y que deberá negociar con los seis gremios aeronáuticos.

“Ante el cese prácticamente total de las actividades desde hace más de dos meses, hemos tomado la decisión de entablar las negociaciones en el marco del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, a fin de proceder a la suspensión temporal de parte de los trabajadores del grupo empresario”, comunicaron de manera interna.

La medida no afectará a los empleados que están trabajando en vuelos especiales o a través del home office. Tampoco aquellos que integran grupos de riesgo y que estaban licenciados por la cuarentena.

La suspensión se conoce luego de que Aerolíneas Argentinas diera a conocer la semana pasada sus nuevos protocolos de salud e higiene cuando vuelvan los vuelos regulares.

Entre otras medidas, establece el uso obligatorio de tapaboca, viajar únicamente con un equipaje de mano para agilizar el embarque y desembarque y permitirá llevar alcohol en gel de hasta 100 ml. De la misma manera, el material de lectura, mantas, almohadas y auriculares se encuentran suspendidos, así como también los servicios de comidas y bebidas en los vuelos de cabotaje y regional.

FUENTE: Clarin

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) elaboró un protocolo, que hoy será presentado al Gobierno argentino, con una serie de medidas temporales de bioseguridad basadas en un enfoque de seguridad multinivel, para reanudar los vuelos de pasajeros en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

El protocolo proporciona “la confianza que necesitan tanto los gobiernos para la apertura de las fronteras a los viajes aéreos, como los pasajeros para volver a volar”, indicaron fuentes del organismo. La directora de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, confirmó a Télam que IATA le hará este jueves la presentación oficial y que “se está trabajando en forma coordinada con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y a nivel bilateral, para armonizar y garantizar que nuestros pasajeros sean tratados con igual protocolo en los países de destino”.

Entre las medidas que se aconseja adoptar, está el limitar los accesos a los aeropuertos a empleados y viajeros, a excepción de los acompañantes de personas con discapacidad o menores de edad; control de temperatura en los puntos de acceso a la terminal; distanciamiento físico a lo largo de todos los procesos de atención al pasajero, incluida la gestión de filas.

También será obligatorio el uso de mascarillas por pasajeros y empleados; la habilitación de opciones de autoservicio para la facturación con el fin de reducir al máximo la confluencia de personas en los puntos de contacto y filas, como facturación online, puntos de autoservicio de equipaje (con etiquetas impresas desde el hogar y autoembarque).



En cuanto al embarque, deberá realizarse con un nuevo diseño de las puertas de acceso, prioridad de embarque para reducir la congestión y limitación del equipaje de mano. Durante el vuelo deberán usarse protectores faciales para todos los pasajeros y mascarillas para la tripulación; servicio de cabina simplificado y productos de catering preenvasados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación; medidas para evitar la confluencia de pasajeros a bordo, como, por ejemplo, la prohibición de hacer cola delante de los baños y se procederá a una limpieza más profunda y mejorada de la cabina.

En el aeropuerto de destino habrá un control de temperatura por personal cualificado a requerimiento de las autoridades; control automatizado de los controles de aduana a través de aplicaciones para el teléfono y tecnología biométrica; agilización de los reclamos de equipaje para reducir filas y mantener la distancia social y declaración jurada de salud del viajero y seguimiento eficaz de contactos, medidas a tomar por los gobiernos para reducir el riesgo de importar cadenas de transmisión del virus.

FUENTE: laangosturadigital

La Cancillería argentina anunció este viernes que se realizarán en las próximas semanas 17 nuevos vuelos que traerán a 4.129 argentinos varados en distintos países por el cierre de fronteras a raíz de la pandemia de coronavirus.

Los vuelos serán coordinados con los Ministerios de Transporte, Interior, Salud, Defensa y Seguridad, desde Miami, Madrid y México y el 21 de este mes habrá tres vuelos desde Tailandia, India y Qatar. El canciller Felipe Solá remarcó que “con los nuevos cronogramas el Gobierno está resolviendo la situación en las ciudades donde se encuentra la mayoría de los argentinos con voluntad de retornar al país”

Solá le dio especial importancia a la llegada de argentinos desde sitios que presentaban grandes dificultades de conexión. “Logramos coordinar vuelos desde los países del sudeste asiático, que debido a las distancias y a las restricciones impuestas por la pandemia eran los más difíciles de concretar”, subrayó. El funcionario explicó que en “los últimos 15 días retornaron al país casi 6 mil argentinos en más de 30 vuelos coordinados por la Cancillería”.

El nuevo cronograma anunciado este viernes indica que mañana sábado arribará desde Roma uno de los vuelos especiales de Aerolíneas Argentinas con 243 pasajeros; en tanto que el lunes habrá cuatro vuelos, otros de los especiales de Aerolíneas desde Cancún, con 243 pasajeros;.

También habrá dos de LATAM, uno desde San Pablo con 174 pasajeros y otro desde Santiago de Chile con 220 argentinos, mientras que el cuarto vuelo estará a cargo de Aeroméxico procedente del Distrito Federal con 238 pasajeros.

El martes 19 un vuelo de Eastern procedente de Miami con 220 pasajeros; el miércoles 20 un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas traerá de regreso desde Cancún a 243 argentinos, en tanto que otro desde Madrid a cargo de Iberia hará lo propio con 228 pasajeros.

El jueves 21 será el turno de los vuelos de oriente y medio oriente, ya que Ethiopian volará desde Bangkok con 260 pasajeros; LATAM desde Nueva Delhi y Bangkok, con 285 y Qatar Airlines, desde Doha con 281 argentinos; en tanto que un vuelo de Wingo trasladará a 180 pasajeros desde Bogotá, Colombia.

El viernes 22 habrá uno desde Cancún con 243 argentinos y otro desde San Pablo con 243; y ese mismo día Iberia traerá desde Madrid a 228 pasajeros y KLM desde Ámsterdam a 294.

Finalmente el sábado 23 Boliviana de Aviación llegará desde Santa Cruz de la Sierra, con 186 argentinos.

FUENTE: https://www.infoturchubut.com.ar/

Con el arribo de su vuelo AR1141 desde la ciudad de Roma en la madrugada de hoy, Aerolíneas Argentinas superó la cifra de 20.000 argentinos traídos de regreso al país desde que fuera declarada la pandemia mundial, así lo indicó Sentí Argentina.

Desde el 18 de marzo, cuando por decisión del Gobierno Nacional comenzaron las restricciones para el ingreso de vuelos desde zona de riesgo, la línea aérea de bandera realizó 71 operaciones desde Miami, Madrid, Londres, Barcelona, Roma, Punta Cana, Cancún, Bogotá, Quito, Lima, Montevideo, Santiago de Chile, Salvador de Bahía, Rio de Janeiro, San Pablo, Porto Seguro y Florianópolis.

Los vuelos, programados bajo la modalidad denominada especial permitieron que no solo argentinos varados con tickets de Aerolíneas Argentinas pudieran emprender el regreso a sus hogares sino que otros argentinos con boletos comprados en otras líneas aéreas pudieron acceder al canje de sus tickets mediante acuerdos con 52 compañías de todos el mundo o bien, acceder a través del sistema de inscripción en los consulados.

“La importancia estratégica de Aerolíneas Argentinas está en sus resultados operativos. Ninguna otra compañía aérea de las que operan en el país puede realizar un despliegue de semejante magnitud en un contexto crítico. Y esa fuerza está dada sobre todo, por la capacidad y el compromiso profesional de cada uno de los trabajadores de nuestra línea aérea”, expresó Pablo Ceriani, titular de Aerolíneas Argentinas.

Además de Roma, en el día de hoy arribarán al país un vuelo desde Santiago de Chile y otro, desde Shanghai. Este último, es el octavo de los 9 iniciales que la compañía ha programado para el traslado de insumos sanitarios desde la República Popular China. El noveno, partirá en la noche de hoy.

Mientras tanto, mañana, llegará al país un vuelo desde Florianópolis y partirá otro hacia Madrid que además trasladará 243 residentes españoles de regreso.

Cabe mencionar que en las últimas semanas un estudio realizado por la consultora Kantar Barómetro ubicó a Aerolíneas Argentinas como una de las dos compañías de cualquier rubro más valoradas por los argentinos en el marco de la crisis sanitaria por COVID-19 superando incluso a cadenas de consumo masivo de la industria farmacéutica, hipermercados, alimentación y otras.

FUENTE: https://www.infoturchubut.com.ar/

Un documento confirmaría un rumor que venía corriendo fuerte hace un poco más de una semana: en el marco de un paquete de medidas tendientes a adaptar Aerolíneas Argentinas a los tiempos que marcan las consecuencias de la pandemia de Coronavirus sobre el transporte aéreo, se termina la duplicidad de estructuras de Austral Líneas Aéreas y Aerolíneas Argentinas, fusionándose en una sola.

Para eso, la compañía busca unificar los escalafones, preservando el derecho de los trabajadores involucrados. Con esta fusión, la empresa busca mayor racionalidad operativa, lo que le permitirá alcanzar un crecimiento más ordenado y, en palabras del documento mencionado, orientado «en función de las necesidades del mercado, y no de las necesidades de nuestra propia estructura.»

Este documento, firmado por el presidente de la compañía, Pablo Ceriani, hace un resumen crudo y real de la situación de la aviación comercial en su conjunto: » La crisis mundial provocada por el COVID-19 ha impactado de lleno, y no sabemos cuánto durará esta situación. Todo indica que aún quedan varios meses críticos por delante; sin ingresos ni operaciones regulares, lo que significa un tremendo impacto para nuestra industria y la economía en general.»
«Muchas aerolíneas en la región y en el mundo desaparecerán. Muchas otras ya están implementando planes de ajustes salvajes para intentar sobrevivir: reducciones o suspensiones en el pago de sueldos, despidos, devolución o cancelaciones de compras de aeronaves. Aerolíneas Argentinas y Austral no están ajenas a ese escenario.»

En el documento mencionado se enumeran otras medidas muy importantes para la continuidad del negocio:

Creación de una unidad de cargas: La idea de la compañía es aprovechar la experiencia adquirida tras las operaciones de vuelos especiales a Shanghai y anticipa un crecimiento del segmento de freighters tras la pandemia de COVID-19. El documento indica que la actividad del transporte de carga por vía aérea tiene condiciones laborales particulares, por lo que deberán acordarse modalidades específicas.

Creación de una unidad de negocio enfocada en el mantenimiento: Un proyecto largamente demorado en la compañía y que había tenido un primer intento durante la gestión Malvido vuelve de la mano de la nueva gestión, bajo la lógica de utilizar la capacidad instalada de uno de los centros de mantenimiento más importantes de la región, con la idea de ser una unidad de provisión de servicios que realizará tareas de mantenimiento a la compañía y a terceros con su propio plan de negocios y objetivos de facturación.

La idea se alinea a la situación de los grandes centros de mantenimiento globales, que funcionan como una empresa en sí misma. Para lograr establecer esta unidad, el documento afirma que se requiere reordenar la fuerza laboral disponible, redistribuir turnos y formar grupos de trabajo integrados, para cumplir así con los tiempos de parada que la industria considera competitivos a nivel internacional.

En un marco más general, la compañía sostiene que es necesario «adaptar las condiciones de trabajo a los estándares de la industria, para competir en condiciones de igualdad con las compañías de la región. Esto implica revisar las cláusulas de los convenios que quedaron obsoletas e impiden tener una operación eficiente.»

El documento también afirma que «La filosofía política de este gobierno es clara: La aerolínea de bandera es una herramienta fundamental de desarrollo económico, social y cultural del país» y que esta gestión «es la continuidad de aquella que condujo la compañía hasta diciembre de 2015.», en contraposición con la gestión del período 2015-2019, cuya política aerocomercial «tenía un claro objetivo: entregarle a la competencia nuestra participación en el mercado.» y bajo la cual «ningún problema de fondo fue solucionado. La improductividad general se mantuvo intacta y los números de la compañía empeoraron.»

Se hace referencia directa a la operación del año 2019, en la que se indica que las pérdidas del período ascendieron a 680 millones de dólares. Y avisa que las pérdidas de este año serán aún mayores, pese a los esfuerzos por hacerlas decrecer. El documento señala que «El esfuerzo que el Estado Nacional realiza para sostener a la compañía está al borde de ser imposible» y que «Hoy la salud pública, la mitigación de la pobreza y la atención a los vulnerables son una prioridad indiscutible.»

La carta cierra con una reflexión de Ceriani: «Si no logramos adoptar las mejores prácticas de la industria no tiene sentido crecer y el destino de la compañía no será el que soñamos, sino todo lo contrario. Las compañías que no se adaptan a las necesidades de sus tiempos, desaparecen. Seguramente, ese será el destino de Aerolíneas Argentinas si no estamos a la altura de la circunstancia.
Está en nuestras manos el destino de nuestra línea aérea de bandera. Sacarla de esta situación y volver a llevarla a lo más alto es un trabajo de todas y todos.»