La apertura comenzará el primer fin de semana largo del último mes del año y la gobernadora del distrito patagónico, Arabela Carreras, le pidió a la Nación que sume a la provincia para recibir visitantes provenientes de países limítrofes, con la reapertura de vuelos y pasos fronterizos internacionales.

Uno de los detalles más destacadas del anuncio es que el test COVID-19 negativo no será requisito para el traslado, ni ingreso a la provincia: sin embargo, se estableció como requisito la presentación de un “certificado emitido por médico que acredite que la persona y su grupo de viaje no se encuentran comprendidos en los grupos de riesgo”.

Además, los turistas deberán contar con un “comprobante de seguro de asistencia al viajero con cobertura de COVID-19”.
Con el objetivo de monitorear la situación epidemiológica ante la llegada de turistas, se instalarán centros de testeo y hospitales modulares en centros turísticos como San Carlos de Bariloche y Las Grutas.

La tradicional ciudad cordillerana había sido escenario de una prueba piloto por el Gobierno nacional para evaluar el comportamiento del virus en centros turísticos.

Otro de los requisitos fijados son la descarga de la aplicación “Circulación Río Negro”, en la que se completaron los datos personales del grupo familiar, el motivo del viaje, el lugar de procedencia y el destino.
También se deberá señalar en la app que ninguno de los viajeros presenta síntomas compatibles con COVID-19.

FUENTE: Diario Jornada

Write A Comment