¿Es el dulce de leche la mejor golosina que un argentino puede conocer? Sí, sí y sí, aunque admitimos cualquier tipo de debate, obviamente.

Pero hay un pequeño detalle que atenta contra nuestro orgullo albiceleste: el dulce de leche no lo consumimos solamente en Argentina. Sí, esa de regalarle dulce de leche a cualquier extranjero no la hacemos sólo nosotros.

Y es que hoy, 11 de octubre de 2020, festejamos el Día Internacional del Dulce de Leche junto a países esperables como Uruguay o Brasil y otros no tanto como Francia y Estados Unidos.

Además, es justamente con esos primeros dos países con los que nos disputamos en origen del dulce de leche. En esta nota, conocé algunas de las teorías acerca de su origen.

Argentina

Esta la sabemos todos, pero tenemos que remontarnos bien atrás en el tiempo, hace casi 200 años. Corre el año 1829 y el día 11 de octubre. Juan Lavalle se reúne con Juan Manuel de Rosas para llegar a un acuerdo de paz en la estancia “La Caledonia”, ubicada en Cañuelas.

Rosas, apasionado del mate con leche y azúcar, ordena a su criada que le preparara un poco. Cuando ella calienta la lecha con el azúcar, Lavalle llega repentinamente a la estancia y se tira a dormir, alarmándola.

La criada llama al guardia, dejando el fuego calentando la leche y el azúcar. Cuando vuelve, se encuentra con la famosa pasta marrón que todos conocemos hoy. ¡De manual!

Brasil

El país carioca también se disputa el origen del doce do leite. Y es que Brasil presenta el primer documento escrito de la producción de dulce de leche, que data del año 1773 en el estado de Minas Gerais.

Según se sabe, el mismo habría sido resultado de la producción de la sacarosa de caña de azúcar para conservar la leche en buen estado.

Chile

En su libro Los sabores de la patria: las intrigas de la historia argentina contadas desde la mesa y la cocinaDaniel Balmaceda desmiente la teoría argentina y confirma que el dulce de leche fue concebido en Chile.

Cuando San Martín llegó a Chile, en 1817, los autóctonos le ofrecieron “manjar” para paliar el amargor del mate y darle un toque más dulce. 

Obviamente, ese “manjar” no era nada más ni nada menos que dulce de leche. Como le gustó, el Libertador de América pidió que le regalaran algunas muestras más, por lo que se llevó la receta a la Argentina, colaborando con su difusión.

Paraguay

Johann Rudolf Rengger, científico suizo nacido en 1795, viajó a Paraguay entre los años 1818 y 1826. En el libro Viaje al Paraguay en los años 1818 a 1826, el naturalista comenta sobre el consumo de un producto elaborado con leche y almíbar de azúcar.

Sí, un suizo escribió sobre el dulce de leche.

Indonesia

Esta nota no deja de sorprenderte, ¿no? Bueno, resulta que, según Daniel Balmaceda, el dulce de leche habría nacido Indonesia. Pero… ¿cómo llegó hasta Argentina?

Bueno, resulta que, en el siglo XVI, Europa realizó expediciones a esas zonas en busca de colonizar y conquistar nuevas tierras.

Entre ellas, se encontraron con esta receta extraña y la llevaron a sus países. Años después, los españoles la trajeron a América y, bueno… lo demás es historia.

No importa de dónde sea el dulce de leche ni cuál sea el origen. Lo que realmente importa es que todo lo que se haga con él, va a estar perfecto.

Así que, por hoy, dejemos de pelearnos por adueñárnoslo y hagamos un buen bizcochuelo lleno de dulce de leche. ¡Buen apetito!

FUENTE: https://www.filo.news/

Write A Comment