Como muchos otros estados de Estados Unidos, de la misma manera, California está experimentando un aumento en los casos de COVID-19, y eso está retrasando los esfuerzos para reabrir completamente el estado.

Por Delfina Velarde para intriper.com

Durante una conferencia de prensa el lunes, el gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó el cierre de todos los bares y los restaurantes que ofrecen comidas en su interior para detener la propagación del virus.

La orden también afecta a bodegas, salas de degustación, cines, museos, zoológicos y salas de juegos. Sin embargo, los restaurantes aún pueden ofrecer servicios de comidas al aire libre.

“Los californianos tienen que adaptarse a nuevos comportamientos para ayudar a frenar la propagación de COVID-19”, dijo el gobernador, Gavin Newsom, en una conferencia televisada.

COVID-19 Spread Leads Parts of California and Pennsylvania Reclose ...

Aunque semanas atrás Newsom había ordenado el cierre de bares para ciertas áreas de alto contagio, ahora el requerimiento se extiende a todo el estado, al igual que el servicio al interior de restaurantes y otros negocios como salas de degustación de vinos, aunque podrán atender a sus clientes en terrazas.

A principios de este mes, Newsom cerró restaurantes de interior en 19 condados específicos vistos como los más expuestos, incluido el condado de Los Ángeles.

Recordemos que el condado de Los Ángeles acababa de reabrir sus bares y restaurantes hace dos semanas, sin embargo, tras su reapertura quedó claro que muchos restaurantes no seguían las pautas de seguridad.

Incluso, en los condados en riesgo, se han cerrado aún más servicios. Estos incluyen gimnasios, lugares de culto, oficinas no esenciales, servicios de cuidado personal, salones de belleza, peluquerías y centros comerciales.

Newsom aseguró que el estado está trabajando para mitigar la propagación de la enfermedad a largo plazo, hasta que haya una vacuna o una terapia efectiva.

FUENTE; https://intriper.com/

Write A Comment