Historiemos un poco: este Hospital nació como una necesidad de aquel pequeño poblado que era Neuquén en 1913, en una antigua casona ubicada frente a las vías del ferrocarril. Allí, podríamos decir, nació la asistencia pública. Y fue a ese lugar donde arribó el doctor.

Por Vicky Chávez – historiadora neuquina

Castro Rendón, albergando la idea de permanecer en nuestras tierras por un breve período, apenas dos meses para finalmente dirigirse, becado, a los Estados Unidos. Pero su gran corazón pudo más: las paredes de adobe del edificio de salud lo conmovieron tanto, como la enorme falta que había de personal capacitado. En efecto, Castro Rendón ofició como partero, traumatólogo, odontólogo y hasta como oftalmólogo, gracias a su férrea formación de médico generalista.

En ese lugar, nuestro ilustre Doctor contó con la asistencia de otro recordado hombre que se había formado como enfermero: don Oscar Arabarco; ambos trabajaron sin descanso. La gente concurría para atenderse a pie, a caballo o en sulkis que estacionaban en la puerta del establecimiento.

Aquí era difícil brindar una adecuada atención: no alcanzaban las camas y se operaba bajo una sábana esterilizada para cubrirse de la tierra y los insectos que caían del techo. Como las instalaciones sanitarias habían quedado muy chicas, se comenzó a construir el edificio del hospital –el actual, sito entre las calles Buenos Aires, Alderete, Santa Fe y Talero.

Ni bien estuvo terminado, Castro Rendón dispuso la mudanza aun sin contar con la autorización desde Buenos Aires. En la foto primera vemos al Dr. castro Rendón operando en la Asistencia Pública de calle Láinez. La segunda don Oscar Arabarco frente al actual edificio Hospital y la tercera la primera ambulancia del Hospital. Finalmente, con la ayuda de internados y enfermeros, la mudanza se hizo el 14 de abril de 1940. El nuevo edificio era la última edificación del alto, lo rodeaban el campo, los yuyos y las bardas. Hoy el urbanismo lo ha rodeado.

Años después, en los ‘70, con la implementación del modélico Plan de Salud, Neuquén comenzó a convertirse en la urbe que hoy es.

Write A Comment